Noticias

DIRECTVSports

UEFA establece una nueva normativa para las próximas Champions y Europa League

UEFA establece una nueva normativa para las próximas Champions y Europa League
El ente rector del fútbol europeo detalla las distintas reglas a tener en cuenta para la organización de los torneos, sobre todo en tiempos de pandemia.

La temporada 2019/20 de la Champions League terminó más tarde de lo esperado. El torneo más presitigioso del mundo acabó el 23 de agosto por culpa de un Covid-19 que detuvo el balón en Europa durante varios meses, por lo que el calendario de la Liga de Campeones para la campaña 2020/21 va a estar apretado.

Pero no es el fixture el único cambio que habrá para el siguiente curso. Son varias las modificaciones, las nuevas normas y las reglas especiales que tendrá el torneo continental a raíz de la pandemia del coronavirus. Cambios que también se llevarán a cabo en la Europa League, el segundo torneo continental en importancia.

Un equipo pierde 0-3 si no puede organizar el partido

Las reglas especiales, pendientes de cómo evolucione la situación sanitaria actual, indican que el 28 de enero, como muy tarde, tendrán que haberse jugado todos los partidos de la fase de grupos.

Si por cualquier razón no se concreta, el Comité Ejecutivo decidirá los principios para determinar a los clubes clasificados a la ronda de octavos de la Liga de Campeones y de 16avos de la Europa League

Por otro lado, se considerará que un equipo local pierde un partido por 0-3 si no es capaz de responsabilizarse de la organización del encuentro, que incluso puede llevarse a cabo en otro país, si es que las restricciones en materia de viajes o la exigencia de cuarentena de las autoridades competentes impiden la celebración según lo previsto.

Además, la UEFA le va a dar a los clubes un plazo hasta el 5 de octubre para informar cualquier incidencia que pueda cambiar los planes de los partidos de las tres primeras jornadas de la fase de grupos, y un plazo hasta el 9 de noviembre para los compromisos de la cuarta, la quinta y la sexta jornada.

Sede y restricciones del país

Cada equipo debe asegurar que los partidos puedan jugarse en las sedes autorizadas por la UEFA en las fechas previstas y colaborar con su federación para conseguir exenciones de las autoridades competentes sobre las restricciones de viaje existentes, como el cierre de fronteras y los requisitos de cuarentena, para que el partido se desarrolle.

En caso de que no se pueda obtener esa exención, el club deberá confirmar por escrito a la administración de la UEFA cualquier restricción de viaje que pueda afectar (5-oct y 9-nov). Además, tiene que informar inmediatamente a la UEFA de cualquier modificación en las restricciones o exenciones de viaje conseguidas después de estos plazos.

Si las restricciones impuestas en el país del club de origen se aplican al club de visita, el equipo que haga de local debe proponer una sede alternativa, que puede estar en un lugar neutral en otra asociación de la UEFA sin ninguna restricción para ambos clubes.

Al mismo tiempo, el club de origen seguirá siendo responsable de la organización y los gastos relacionados. Si ese equipo no hace una propuesta adecuada y no es posible la reorganización, será responsable de que el partido no se lleve a cabo y se declarará como perdido por el club local (3-0). Esta misma medida se aplicará si ese equipo no informa a la UEFA y el partido no puede ser reprogramado y si alguno de los clubes se niega a jugar.

En ese sentido, la UEFA se reserva el derecho de considerar la sede alternativa propuesta como no adecuada y tomar una decisión final sobre el lugar y/o la fecha del partido. Todos los clubes harán todo lo posible para que su sede aprobada por la UEFA esté disponible y también como lugar neutral para otros partidos de la competición.

Además, los clubes pueden acordar, previa aprobación de la UEFA, la anulación de una sede o un lugar neutral, siempre y cuando no se apliquen restricciones y no se produzca una coincidencia entre ciudades o estadios con otro partido de la UEFA.

Con 13 jugadores disponibles, el partido debe jugarse

Si uno o más jugadores o funcionarios de un club dan positivo, el partido se llevará a cabo según lo programado salvo que la autoridad nacional/local de uno o ambos clubes o del lugar donde se jugará el partido (en caso de un país) requiera que un gran grupo de jugadores o todo el equipo entre en cuarentena.

Si al menos 13 los jugadores inscritos en la lista A (incluyendo al menos un portero) están disponibles, el partido debe seguir adelante según lo previsto.

Si menos de 13 jugadores de la lista A o no registrados y un portero están disponibles, la UEFA puede permitir una reprogramación del partido, si las autoridades permiten nuevos test para permitir un número suficiente de jugadores -al menos 13 incluido un portero- para participar en el encuentro.

Como alternativa, un club puede presentar jugadores que no han sido registrados en la UEFA dentro de los plazos, siempre que estén debidamente registrados en su federación como jugadores del club y de acuerdo a las reglas de la FIFA, con resultados de análisis negativos.

Si no es posible reprogramar el partido dentro del plazo final establecido, el club que no pueda jugar será considerado responsable de que el partido no se lleve a cabo y se le dará el encuentro por perdido (3-0).

Si cualquier miembro del equipo arbitral da positivo en COVID-19, la UEFA puede nombrar excepcionalmente otros de reemplazo, que pueden ser de la misma nacionalidad que uno de los dos clubes y/o puede no estar en la lista de la FIFA.

Foto: Getty Images