Noticias

DIRECTVSports

Bartomeu: "La renovación del equipo tuvo que darse un año antes"

Bartomeu: "La renovación del equipo tuvo que darse un año antes"
El ya ex presidente de Barcelona dio un largo discurso en una intervención ante la prensa tras anunciar su dimisión.

Josep Maria Bartomeu compareció en la que fue su última intervención pública como máximo responsable del Barcelona en un parlamento sin turno de preguntas de la prensa convocada de forma online.

El presidente y la junta del club azulgrana resolvieron presentar la dimisión después de que la Generalitat no concediera un plazo de quince días para organizar la moción de censura con garantías sanitarias para todos los votantes. Bartomeu dimite solo veinticuatro horas después de haber dicho que "no hay motivos para presentar la dimisión".

El discurso de Bartomeu :

"Comparezco hoy para comunicar mi dimisión y la del resto de la junta directiva. Es una decisión meditada, serena, consultada y acordada por todos los compañeros que me han acompañado los últimos años con fidelidad y compromiso al club, haciendo muchas renuncias por compromiso al Barcelona.

Dejamos el club en manos de una junta gestora que no tiene garantías de celebrar una votación en el corto plazo, esperamos que puedan aprovechar nuestras decisiones, nuestra voluntad nunca fue la de perpetuarnos como he escuchado desde hace meses, lo puedo asegurar, así nos preguntan por qué no dimitimos antes. Creo que tras la eliminación en la Champions lo más fácil era irse pero desde el día después había que tomar decisiones inaplazables para garantizar la sostenibilidad del club en una crisis mundial sin precedentes como consecuencia de la pandemia, no podíamos dejar el club en manos de una junta gestora con competencias limitadas.

¿Quién iba a actuar en el mercado, quién adoptaría las medidas económicas o la adecuación de salarios, quién iba a asegurar la continuidad de Messi? La mayoría de las decisiones son incómodas e impopulares y la muestra de que no queríamos aferrarnos es que convocamos elecciones en marzo, en la primera fecha permitida por los Estatutos porque consideramos que podíamos hacer una transición ordenada.

Se ha dicho que teníamos intereses ocultos y que tendríamos que avalar, insinuaciones falsas justificadas por intereses políticos. Siempre acepté la crítica, dicen que tengo una gran capacidad de resiliencia, no lo sé, pero acumulo suficiente experiencia como para saber la realidad en la que vivimos. Siempre defendí que la autocrítica nos hace más fuertes y que el Barcelona siempre sale reforzado. Se nos ha faltado al respeto, se me ha insultado, amenazado e incluso a mi familia.

Fue un honor servir al club desde estas responsabilidades, siempre intenté ejercer el cargo con respeto a los socios, con honradez, pero hoy nos vemos en la obligación de dimitir y lo hacemos sin haber acabado el trabajo para garantizar el crecimiento de los ingresos, espero que en los próximos días se pueda cerrar la readaptación salarial, una medida que si no se aplica puede tener consecuencias graves, esperamos que la comisión gestora pueda culminar el proceso.

Hoy podemos decir que somos el mejor club del mundo, lo hemos logrado en competencia ante clubes estados, lo hemos hecho estando en manos de los socios y sin subir el precio de los abonos desde 2011, siguen siendo los más económicos. Nuestra singularidad hace que los casi 200 millones de beneficios desde 2010, los más altos nunca vistos, se pueden dedicar a cuestiones patrimoniales. El club tiene una solidez indiscutible.

Vale la pena levantar la cabeza y recordar que desde 2004 los barcelonistas somos unos privilegiados, gozamos de una era de éxitos inédita en el fútbol europeo, se han ido renovando ciclos y se ha seguido ganando, hemos celebrado 34 títulos, por delante de Bayern, Porto, Real Madrid y PSG, 22 de estos títulos se han logrado bajo el mandato de esta junta en los últimos diez años, eso no tiene precedentes.

La renovación del equipo tuvo que acometerse un año antes, es cierto, pero asumí la responsabilidad convocando elecciones. Había que rejuvenecer la plantilla y cambiar inercias y dinámicas, ello implicó la salida de jugadores importantes a los que les traslado mi agradecimiento, hemos incorporado jóvenes del B y desde fuera, como dije el lunes la decisión de contratar a Koeman debía tomarla la junta, igual que las actuaciones en el mercado, y estamos muy contentos de estas decisiones.

Somos el club más querido del mundo, nuestra singularidad es indiscutible, hemos querido ser un referente queriendo impulsar el rol de la mujer en la sociedad a través del equipo femenino, también reivindicando el papel de las mujeres en nuestro club, estamos orgullosos de haber hecho del Barcelona un club comprometido con la sociedad, con una fundación que es referente en el mundo del deporte y estamos orgullosos de haber desarrollado muchos programas sociales, de haber sido implacables en la lucha contra el fraude.

También puedo asegurar que la Masia se ha consolidado como un modelo de formación referencial, también es un orgullo tener academias por todo el mundo que enseñan a los niños a jugar según nuestros valores. Nuestro compromiso está más vivo que nunca, se ha apostado por potenciar la dimensión deportiva y formativa. Desde 2010 hemos celebrado 149 títulos de los demás equipos profesionales.

Algunas veces he dicho que nos ha tocado dirigir al Barcelona en una de las épocas más convulsas del país, tuvimos que hacer frente a un contexto político histórico en el que siempre estuvimos de parte de las instituciones, de parte del derecho a decidir, superamos la muerte de Tito Vilanova y asistimos incrédulos al arresto del Gobierno catalán, aguantamos insultos que fueron más allá de lo admisible.

Ahora queremos pasar página. Espero que cada uno saque sus propias conclusiones. Seguiré al equipo desde la distancia y le deseo lo mejor a los que vengan, tendrán mi respeto y mi apoyo si lo desean. Son los socios los que deciden, este es una de las grandes características del club más querido del mundo. Esta era una misión en nuestro plan estratégico en 2015 y creo que lo hemos conseguido con creces.

Agradezco a socios, aficionados, deportistas, peñistas, miembros de los staff, ejecutivos y a todos los empleados, también a los fijos discontinuos, y a la fundación, especialmente a mis compañeros de junta, los actuales y los que tuvimos con Sandro Rosell antes, agradezco a todos el apoyo todos estos años desde que llegamos en 2010 con Sandro de presidente. Les emplazo a seguir disfrutando del mejor club del mundo".

Foto: Getty Images