Noticias

DIRECTVSports

¿En qué Mundial empezaron a usarse los números en las camisetas?

¿En qué Mundial empezaron a usarse los números en las camisetas?
Brasil 1950 comenzó a obligar a los seleccionados a numerar a sus jugadores dentro del campo de juego.

Obdulio Varela pasa a recibir el trofeo Jules Rimet por parte del homónimo presidente de la FIFA. Es el 16 de julio de 1950 y Uruguay acaba de gestar el Maracanazo, el gran golpe a Brasil con el triunfo por 2-1 que hizo llorar a 200 mil personas en el estadio y a todo un país. La imagen queda inmortalizada con el mandatario entregando la copa al Negro Jefe con la 5 en la espalda. Por primera vez en la historia de los Mundiales, un futbolista alza el título con un número en la parte trasera de su camiseta.

Hasta Brasil 1950, las tres primeras Copas del Mundo sólo tenían a los jugadores con las camisetas de sus respectivos seleccionados. Algunos historiadores todavía presentan dudas sobre los autores de los goles en Uruguay 1930, Italia 1934 y Francia 1938 al no tener una identificación exacta de cada futbolista.

Algunos historiadores indican que en 1911, en Australia, Sydney Leichardt y HMS Powerful iniciaron la práctica del uso de los números de las camisetas. No obstante, poco antes del primer Mundial, en 1928, el entrenador Herbert Chapman impuso la idea en su Arsenal contra Sheffield Wednesday por la liga local con una rareza: en su equipo usaron del 1 al 11 y el rival, del 12 al 22.

Chapman, creador de la WM o el sistema, utilizó también esta medida para despistar a sus rivales con el orden táctico que revolucionó al fútbol de la época: 2-5-3 fueron las camisetas para los tres defensores, 4-6 para los medios más retrasados, 8-10 los dos más ofensivos y la delantera, 7-9-11. La Federación inglesa recién oficializó la inclusión de los números en la temporada 1939/40, justo en el estallido de la Segunda Guerra Mundial que suspendió las Copas del Mundo programadas para 1942 y 1946.

En Suecia 1958, un joven Pelé utilizó la número 10 y brilló en tal forma, incluso con un gran gol en la final, que desde entonces la camiseta está asignada para la gran figura del equipo o el mayor talento ofensivo. Por ejemplo, Argentina numeró a sus jugadores por orden alfabético desde Alemania 1974, se consagró bajo ese sistema en Argentina 1978 con Ubaldo Fillol en el arco y la 5 en su espalda, mientras que en España 1982  la 10  le tocaba a Patricio Hernández, pero decidió cederla a alguien que lleva la Diez como apodo: Diego Maradona.

Foto: STAFF/AFP/Getty Images